El sistema linfático es un elemento fundamental del ser humano, ya que funciona como complemento del sistema circulatorio y el inmunológico. Concretamente, la misión del sistema linfático es la de drenar el plasma sobrante tras los distintos procesos celulares, actuando también como filtro para eliminar residuos que podrían acabar perjudicando al organismo.

El sistema linfático en ocasiones necesita una ayuda externa para potenciar estas funciones y mover por el cuerpo la linfa de igual manera que el corazón ayuda a bombear la sangre. Por este motivo, las manos de un buen profesional médico estético, o las máquinas preparadas para ello, se convierten en la mejor ayuda para que la linfa viaje por todo nuestro cuerpo sin complicaciones cuando la contracción de los músculos, las contracciones peristálticas y las pulsaciones de arterias cercanas no son los suficientemente fuertes.

De esta manera, el drenaje linfático profesional es una terapia estética y médica que ayuda a que nuestro organismo se encuentre mejor protegido y pueda eliminar eficazmente los desechos que origina de forma natural.

Cuándo debo acudir al drenaje linfático

El drenaje linfático es un masaje lento y repetitivo que sigue la dirección de los vasos linfáticos y que estimula la limpieza del organismo.

Está especialmente recomendado en los siguientes casos:

  • En extremidades inferiores cuando alguien se acaba de someter a una operación, lleven tiempo encamados o durante el embarazo.
  • En caso de padecer varices.
  • Si se tiene celulitis.
  • Si se sufre de síndrome premenstrual.
  • Si se tiene hipertensión.
  • En casos de piernas cansadas y con tendencia a hincharse.
  • Si se sufren episodios de ansiedad y estrés.
  • Edemas por problemas renales, hepáticos o deformidades en las articulaciones.
  • Si trabajamos muchas horas sentados.
  • Si se tiene retención de líquidos y tendemos a acumular toxinas.

En el campo de la estética, el drenaje linfático hace que mejore el aspecto de los pacientes y se incrementen los efectos de otros tratamientos como la liposucción, la celulitis, la piel de naranja o los depósitos de grasa, ya que ayuda a eliminar la grasa sobrante.