A medida que pasan los años, el cuerpo sufre una serie de cambios. La piel pierde elasticidad, aparecen signos de edad como la piel naranja, patas de gallo, arrugas… pero aparte de eso también hay casos en los que suelen aparecer las antiestéticas varices.  Antes de nada, debes saber que las varices no son un problema exclusivo de las personas mayores, sino que se pueden producir a cualquier edad

Según distintos estudios, una de cada diez personas sufrirá de varices el algún momento. Hay que destacar que los hombres también las sufren, a pesar de que son más frecuentes encontrarlas en las mujeres.

Las varices se deben a un trastorno circulatorio que afecta principalmente a las venas superficiales de las piernas. Las padecen una de cada diez personas, principalmente mujeres, debido a causas genéticas y hormonales, pero existen otros factores como: embarazos, obesidad o antecedentes familiares que provocan la aparición de varices.

Escleroterapia para varices

La Escleroterapia Ecoguiada con Microespuma patentada por el Dr.Cabrera en 1993 es la única técnica capaz de tratar con éxito y sin cirugía varices de cualquier tamaño, forma o localización y sin limitación por cantidad.

Quitar las varices es importante, no sólo porque pueden producir molestias, sino porque es recomendable hacerlo. No todas la arañas vasculares son iguales, ni producen molestias por igual, un profesional experimentado nos indicará cuáles de ellas es mejor eliminar. Con este tratamiento, inyectamos un medicamento directamente en el vaso sanguíneo, provocando una irritación que desaparece rápidamente. Lo que hacemos con este tratamiento de medicina estética, es incidir en las arañas vasculares que ya existen, lo que no podemos hacer es evitar la aparición de otras nuevas.

Con esta técnica se pueden tratar todos los tipos de varices, desde las grandes hasta las de menor calibre como como pequeñas arañas vasculares, incluso aquellas que por su complejidad o dificultad técnica la cirugía no realiza y muy especialmente aquellas piernas portadoras de úlceras varicosas. Al no ser necesaria la anestesia con este método se pueden beneficiar aquellos pacientes que no quieren someterse a la cirugía o la tuvieran contraindicada.