Sudar es algo necesario para el cuerpo. Sin embargo, a veces puede volverse un problema, sobre todo cuando sudas en exceso cuando ni hace demasiado calor y, además, se manifiesta de manera excesiva. Es entonces cuando uno se percata de que existe un problema de sudoración excesiva.

¿Qué es la hiperhidrosis?

La hiperhidrosis es un problema que afecta a hombres y a mujeres por igual. Se trata de un problema de sudoración excesiva que se manifiesta tanto en la infancia como en la adolescencia y en la edad adulta.  La sudoración excesiva consiste en un exceso de transpiración que se localiza, principalmente, en las axilas, los pies, la cara o las manos; porque en estas zonas del cuerpo existe un mayor número de glándulas sudoríparas.

¿Hay remedio para la sudoración excesiva?

«¿Qué puedo hacer?» Ésta es seguramente la pregunta que más se hacen aquellos que padecen de sudoración excesiva. Y es que tener este problema afecta y mucho a la calidad de vida y a la relación que se puede tener con otras personas. Lo cierto es que sí que hay manera de mitigar la hiperhidrosis y todo ello depende de la medicina estética.

Uno de los tratamientos que solemos hacer contra la sudoración excesiva tiene que ver con las inyecciones de Toxina Botulínica (Bótox), cuya finalidad es interrumpir esa actividad excesiva de las glándulas sudoríparas. Este tipo de tratamiento tiene una duración aproximada de entre 5 y 10 minutos y es totalmente indoloro.

Los primeros resultados se presentan rápidamente, pasados unos días. Se trata de un tratamiento cuyos efectos ayudan mucho a mejorar la calidad de vida de la persona, de hecho, y en función de la gravedad del caso, la mejora varía entre el  el 80% y el 100% en la sudoración, por lo que es altamente recomendable.